autismogalicia.org

  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
  • Español
  • Galician (Galego)

Mauro Álvarez, experto en contención mecánica, destaca la “calidad humana y buen humor” de los educadores que se enfrentan en su día a día a situaciones de elevada tensión

Correo-e Imprimir PDF

La Federación de Autismo Galicia organiza los días 26, 27 y 28 de febrero en Santiago de Compostela, el curso ‘Contención Mecánica’, con el que se pretende proporcionar a profesionales y familiares, las habilidades necesarias para el manejo positivo de cuadros de agitación en pacientes con discapacidad. Será impartido por el docente, Mauro Álvarez, que cuenta con una larga experiencia en este ámbito. De su práctica destaca la “calidad humana” de los educadores con los que se ha encontrado. También la “paciencia, la empatía y buen humor” con el que afrontan su día a día. Reconoce que el trabajo de los especialistas resulta “muy duro” pero asegura que el “feed back de los chicos merece realmente la pena”.

 

 

¿Cuál es el objetivo del curso y a quién va dirigido?

Los objetivos a conseguir son dos, ambos relacionados entre sí: por un lado la seguridad personal del educador y por otro la protección del usuario. Va dirigido principalmente a trabajadores de centros como el que nos ocupa, educadores en contacto directo con el usuario, pero a lo largo de estos años hemos ampliado el espectro con familiares, facultativos, administrativos y personal de mantenimiento de los colegios, nunca está de más ampliar conocimientos y a veces no sabe uno donde va a necesitar ayuda.

 

¿Cuáles son los aspectos más destacados que va a tratar?

Tratamos diferentes puntos, pero dependiendo de  la demanda de cada centro, nos adaptamos a lo solicitado, nos centramos principalmente en la relación educador-usuario, los pequeños conflictos que se generan de esa relación. Intentamos aportar ideas para valorar dicha situación, y controlar  cualquier cuadro de agitación.

En menor medida, pero igual de importante, mentamos la contención psicológica y decálogo de actuación ante cualquier situación en la que el usuario muestre un grado de agresividad ante si mismo, educador u otro paciente. Procuramos aumentar su protección y asegurar la especialización y trabajo del educador, dando como resultado, en una idea más general, el aumento de la seguridad en el trabajo.

¿Se trata de un curso eminentemente práctico?

Pues si, desde nuestros comienzos, la filosofía de nuestros cursos es la práctica, se hace una pequeña introducción teórica de conceptos básicos y objetivos, pero una vez asimilados los mismos, nos ponemos a la tarea, pensamos que la mejor manera de aprender el tema a tratar, es la práctica. Yo, aparte de dar formación, recibo bastante, y como alumno la teoría me parece un elemento indispensable para conocer de un tema, pero personalmente me gusta llevar a la práctica esos conceptos y comprobar q son realmente eficaces. Tratamos de reproducir muchas de las situaciones reales que puedan surgir durante el día a día del personal asistente al curso en su jornada laboral.

 

 

 

¿Usted tiene una experiencia de más de diez años en este ámbito. Han evolucionado mucho los métodos utilizados para la contención mecánica?

Si, como todo, los métodos de enseñanza se modernizan y sobre todo se adaptan a las nuevas realidades, tanto laborales como sociales. A lo largo de todos estos años hemos aprendido un montón de nuestros alumnos, nos ayudan a mejorar en los métodos y sobre todo nos ayudan a adaptarlos a sus problemas e inquietudes, ese aprendizaje bidireccional ha sido imprescindible todo este tiempo.

¿Existen unas pautas generales para evitar episodios violentos?

Claro que si, existen decálogos de actuación para intentar solucionar cualquier conflicto o situación que conlleve un estado de agitación. Debemos tener presentes todas estas pautas, nos ayudaran a trabajar con más seguridad y sobre todo a actuar en grupo, nos facilitara mucho nuestra labor.

¿Una vez que éstos se producen, que aspectos legales debe de tener en cuenta el cuidador?

Como norma general en cualquier tipo de conflicto sea en el ámbito laboral o social, se debe actuar siempre dentro de la legalidad, ajustándose a unas normas establecidas. En este punto me referiría a lo que hemos hablado antes sobre los decálogos de actuación, estos nos ayudaran a actuar de una manera u otra siempre dentro de la ley.

¿Que el cuidador sea un familiar o sea un profesional ¿Cambia, de alguna forma, el modo en el que se debe de actuar?

No debería ser diferente, pero hay que aclarar que la actuación de un profesional es en el ámbito laboral, una actuación que como hemos dicho se apoya en decálogos y normativas propias de cada centro, mientras que en la actuación familiar influyen otros factores, intervienen sentimientos y el comportamiento del usuario difiere a veces bastante de un ámbito a otro.

¿Según su experiencia, cuales son problemas más habituales a los que se enfrentan los cuidadores desde el punto de vista ético?

Desde el principio de nuestra formación, nos hemos encontrado con profesionales muy cualificados, gente muy preparada que intenta salir airosa de todos esos conflictos y que se forma para hacerlo mejor cada día. Cuando se trabaja en educación, con todo tipo de usuarios, frases como “el que dirán” u opiniones del “como hacerlo”, están a la orden del día, pero haciendo una reflexión personal, la mayoría de las criticas, tanto positivas como negativas nos ayudan a mejorar en nuestro trabajo, y en  como mejorar para el próximo episodio.

¿Que consejo les daría para resolverlos?

El mejor consejo de nuestros cursos es que nuestros alumnos utilicen la experiencia adquirida durante años, el trabajo en grupo y el sentido común, todo ello unido a ciertos conceptos nuevos de esta formación, no hay mas secreto.

Máis información

Este sitio utiliza cookies para mellorar a experiencia do usuario. Se non cambia a configuración do seu navegador, Vostede acepta o seu uso. + INFO.